Esfuérzate

El título de esta clave podría sonar tonto, pero es un aspecto necesario para lograr una mejor relación de pareja ya que se entiende que estas últimas son complejas y trabajosas para muchas personas. Las buenas relaciones no se logran por casualidad.  En las ciencias las casualidades no existen.  Cuando las relaciones están bajo estrés, los cónyuges tienden a alejarse de manera consciente o inconsciente, y se les dificultan las interacciones diarias que producen el acercamiento y el fortalecimiento del vínculo. Es necesario que quienes están involucrados en una relación se esfuercen a diario por mantener la armonía y salud de la misma. Acciones como mostrar activamente interés en la otra persona, compartir risas, responder positivamente a los esfuerzos de la pareja por acercarse, reparar y enmendar errores, rememorar momentos especiales, fomentar la complicidad, entre otras, son altamente recomendables. Asimismo, es aconsejable practicar a diario la gratitud y levantarse con la intención de lograr una mejor relación. Importante es no olvidar que es mejor y más productivo amar a la pareja de la forma en que ésta interesa ser amada.  Éste es un baile que se baila entre dos.  En ese sentido, una sola persona no podría ser la única que se esfuerce.  Así es que piensa… ¿qué vas a hacer hoy y qué vas a hacer mañana por tu relación?  Recuerda: esfuérzate.

La gratitud

Aunque sea difícil de asimilar para algunos/as, las relaciones de pareja tienden a fortalecerse con el discurrir de los años. ¿Pero por qué? Hay varios factores y uno de ellos lo constituyen las expresiones de gratitud. Estas expresiones pueden contrarrestar los efectos adversos producto de las interacciones negativas y patrones destructivos en la relación, promoviendo así la estabilidad conyugal. El demostrar gratitud contribuye a un proceso recíproco y autorenovable donde los cónyuges se influencian entre sí desde la perspectiva de conductas, percepciones y sentimientos constructivos. La gratitud posee un alto valor predictivo y actúa como refuerzo en la relación. El sentirse apreciado/a y tener la seguridad de que tu pareja te valora y aprecia tus esfuerzos tiene una influencia directa en cómo te sientes respecto a tu relación. La simple expresión de la palabra ‘gracias’ puede determinar lo duradera y exitosa que una relación puede llegar a ser. El agradecer a tu pareja por lo que hace por ti es valorar su persona. Es una de las formas más efectivas de comunicarse y expresar afecto. Las relaciones fallan cuando se subestima a la pareja y las expresiones de gratitud actúan como antídoto. Varias investigaciones han demostrado que las parejas agradecidas están más satisfechas en sus relaciones y sienten más cercanía entre sí. La gratitud no se limita únicamente a dar las gracias luego de que la pareja realiza algo. Va mucho más allá. Gratitud es también apreciar a tu pareja por quien es y por lo que hace por ti y por la relación. O sea, muestras agradecimiento no sólo por que tu pareja sacó la basura al zafacón, sino porque la sacó a pesar de que odia hacerlo. Gratitud implica pensar en los mejores atributos de tu pareja y no olvidar el por qué entraste en una relación con él/ella. Ponlo en práctica y verás los resultados.