Cultiva tu carácter

La confianza que tienes en ti al igual que poseer un fuerte sentido de la identidad personal son predictores importantes del tipo de relación que tendrás. Las personas inseguras que no están en contacto consigo mismas y que no poseen un sentido coherente de su propio ser tienden a involucrarse en relaciones codependientes, a tener niveles de intimidad bajos a la vez que demuestran un alto nivel de conflicto con sus parejas. Mientras más fuerte y coherente sea la identidad personal, mayor la capacidad para fomentar la intimidad en la relación. Ciertamente, la proyección de lo exterior es importante, pero también lo es el interior de tu persona. Por lo tanto, los beneficios que obtendrás al cultivar y préstale atención a tu yo interno se reflejarán en lo que los demás perciben de ti físicamente.

El atractivo físico en la relación

Debido al estereotipo de que los hombres le dan más énfasis a la belleza física que las mujeres, estos tienden a poner poco esfuerzo en su propio cuidado personal. Sin embargo, estudios realizados han demostrado que las mujeres heterosexuales colocadas en un detector de mentiras, han admitido que el atractivo físico sí es de mucha importancia para ellas. Estas mujeres, al pensar que estaban conectadas a un instrumento que podría determinar si mentían o no, admitieron que al momento de seleccionar una pareja, sí se sentían influenciadas por el atractivo físico de los hombres, y mientras más atractivos los consideraban, más deseables les parecían. Ocurría lo contrario si no estaban conectadas a este tipo de aparato, cuando indicaban que el atractivo físico no les era de mucha importancia al momento de seleccionar una pareja. Ciertamente, las normas sociales tienden a inhibir a las mujeres a admitir la importancia del atractivo físico de los hombres en las relaciones de pareja. Cuando las relaciones alcanzan cierto nivel de comodidad, los cónyuges, sobre todo los hombres, tienden a descuidar la apariencia o la proyección física. A pesar de que el físico no es el único factor en la atracción entre las personas, sí reviste de gran importancia, y se debe tomar en consideración como parte del conjunto de elementos que deben ser cuidados para evitar que la relación se deteriore.