Las mujeres y el orgasmo

Existen tantas formas de complacer a una mujer como mujeres existen. Las mujeres poseen diversas preferencias al momento de alcanzar un orgasmo. Debby Herbenick realizó una investigación publicada en el Journal of Sex & Marital Therapy, que examinó las experiencias de las mujeres relacionadas con el orgasmo, el placer sexual y el toque genital. Con una muestra de 1,055 mujeres estadounidenses de 18 a 94 años de edad, Herbenick encontró que en las mujeres, tanto el orgasmo como la calidad de éste es contingente a varios factores. En este estudio, el 36.6% de las participantes indicó que necesitaban estimulación clitórea en orden de poder alcanzar un orgasmo, mientras que el 18.4% indicó que la penetración vaginal era suficiente. Un 36% indicó que la estimulación clitórea no era necesaria para que pudieran alcanzar un orgasmo, pero que mejoraba la calidad de éste grandemente. El 9% indicó que no experimentaban orgasmos durante el sexo.

En cuanto al tipo de estimulación manual u oral que preferían, el 63.7% señaló su preferencia por un movimiento tipo ‘arriba-abajo’ en la vulva y un 51.6% disfrutaba de un uno que sea ‘circular’. Un 30.6% indicó que prefería un movimiento de ‘lado a lado’. Las opciones menos populares fueron recibir golpes en el clítoris y que se ejerza presión en un punto específico. Estas mujeres tampoco favorecieron el halar o el apretar el área.

Lo cierto es que 2/3 partes de las mujeres prefirió la estimulación directa del clítoris y sólo el 5% indicó que preferían que su pareja obviara esta parte por completo. La autora entonces concluye que las mujeres son altamente diversas cuando se trata de lo que les excita y el tipo de toque que encuentran placentero, lo que pone en evidencia la necesidad de que las parejas exploren juntas las posibilidades y de ser abiertas al expresarse mutuamente las técnicas sexuales que prefieren.

El humor en las relaciones de pareja

Una nueva investigación realizada por Jeffrey A. Hall y publicada en la revista Personal Relationships enfatiza la importancia del humor en las relaciones de pareja. El humor que se crea y se comparte en pareja predice la satisfacción en la relación. Este estudio encontró que las personas que indicaban que podían producir y apreciar el humor tendían a estar más satisfechas en sus relaciones románticas. Esto mismo aplicó a personas que pensaban que sus parejas eran buenas produciendo y apreciando el humor. El autor concluye que ‘el humor que las parejas crean juntas importa más que el sentido del humor que las personas fuera de la relación consideren como gracioso. Existe una asociación positiva débil entre la satisfacción en una relación y ser una persona graciosa en general, pero hay una asociación positiva fuerte entre la satisfacción y crear y compartir humor con tu pareja’. El autor también nos explica que el humor negativo, especialmente el que toma a la pareja como blanco, no es bueno. O sea, el humor está asociado con baja satisfacción en la relación si atacas, distancias, menosprecias o te burlas de tu pareja.