Demostrar compasión hacia la pareja tiene sus recompensas

¿Qué importancia tienen actos como cambiar planes personales para complacer a la pareja, o hacer algo que le haga sentir valiosa, o expresarle ternura y gratitud?  Pues Harry Reis, profesor de piscología de University of Rochester, diseñó y dirigió una investigación que fue publicada en la revista Emotion, y que pretendía probar la hipótesis del Dalai Lama referente a que la expresión de compasión hacia otras personas amplifica o mejora el estado afectivo personal. Para realizar este estudio los investigadores utilizaron una muestra de 175 parejas norteamericanas recién casadas.  Antes del estudio, los investigadores predijeron que el donador (persona que realiza una acción compasiva) experimentaría un impacto positivo en su bienestar emocional cuando su pareja le reconociera la acción realizada. También anticiparon que el recipiente (persona que recibe una acción compasiva) se beneficiaría emocionalmente cuando el acto haya sido mutuamente reconocido como uno compasivo, en oposición a cuando uno de los cónyuges percibe la acción como una que no fue deliberadamente hecha por compasión. Sin embargo, aunque estas predicciones se confirmaron, también los investigadores encontraron algo más: los donadores también se benefician de realizar actos compasivos incluso aunque el recipiente no los note explícitamente, y en estos casos, los beneficios para los donadores eran un 45 porciento mayor que para el recipiente.

Esfuérzate

El título de esta clave podría sonar tonto, pero es un aspecto necesario para lograr una mejor relación de pareja ya que se entiende que estas últimas son complejas y trabajosas para muchas personas. Las buenas relaciones no se logran por casualidad.  En las ciencias las casualidades no existen.  Cuando las relaciones están bajo estrés, los cónyuges tienden a alejarse de manera consciente o inconsciente, y se les dificultan las interacciones diarias que producen el acercamiento y el fortalecimiento del vínculo. Es necesario que quienes están involucrados en una relación se esfuercen a diario por mantener la armonía y salud de la misma. Acciones como mostrar activamente interés en la otra persona, compartir risas, responder positivamente a los esfuerzos de la pareja por acercarse, reparar y enmendar errores, rememorar momentos especiales, fomentar la complicidad, entre otras, son altamente recomendables. Asimismo, es aconsejable practicar a diario la gratitud y levantarse con la intención de lograr una mejor relación. Importante es no olvidar que es mejor y más productivo amar a la pareja de la forma en que ésta interesa ser amada.  Éste es un baile que se baila entre dos.  En ese sentido, una sola persona no podría ser la única que se esfuerce.  Así es que piensa… ¿qué vas a hacer hoy y qué vas a hacer mañana por tu relación?  Recuerda: esfuérzate.