La relación de pareja Vs. el rol de padre y madre

Los padres y las madres continuamente refieren que sus hijos e hijas son la prioridad absoluta de sus vidas y que estarían, incluso, en la disposición de dar sus vidas por ellos, si ese fuese el caso. Esta es una actitud ante la vida enteramente entendible. Ahora bien, para las personas casadas, uno de los regalos más valiosos que pueden brindarle a sus hijos e hijas es la seguridad que proviene de crecer mirando a sus padres y madres en una relación de amor y compromiso. A pesar de esto, las parejas incorrectamente asumen que una total devoción a sus hijos e hijas requiere desplazar la relación a un segundo o hasta un tercer plano, y sacrificarla en función de la maternidad o la paternidad. Un día se despiertan y se dan cuenta que están en medio de un «nido vacío» y de una relación vacía e inoperante. Por lo tanto, ten una relación que tus hijos e hijas deseen imitar algún día. Encuentra un equilibrio saludable entre tu rol de padre y madre y tu rol de esposo o esposa. Privilegiar uno y sacrificar el otro no necesariamente conducirá a una vida más saludable y feliz para todos los involucrados.

Los hijos, las hijas y la relación de pareja

Probablemente, los padres y las madres darían sus propias vidas a cambio del bienestar de sus hijos e hijas, si fuese necesario. La paternidad y la maternidad tiende a provocar en las personas un sentido de desprendimiento que comúnmente conduce a que ofrezcan su relación de pareja como sacrificio en favor de lo que consideran es el bienestar de sus hijos e hijas. Los padres y las madres erróneamente podrían suponer que la total dedicación y devoción hacia sus hijos e hijas requiere que pongan tanto la relación como su felicidad individual en segundo o tercer plano. Un día podrían despertar y darse cuenta que viven en una relación de pareja vacía y que produce poca o ninguna retribución placentera. Entonces ¿por qué no poner la relación en orden prioritario? Bríndale a tus hijos e hijas la seguridad que proviene de crecer viendo a sus padres y madres en una relación feliz, amorosa y de compromiso. Propónte hoy tener el tipo de relación que tus hijos e hijas deseen tener si en el futuro deciden formar una.