Beneficios de la Terapia de Parejas

Todas las relaciones atraviesan por períodos conflictivos. A veces los cónyuges desconocen cómo mejorar las condiciones o qué hacer para que su relación vuelva a ser lo que era. Aquí es donde entra en el panorama la terapia de parejas.

Las terapias de parejas son generalmente provistas por terapeutas licenciados especializados. Durante este proceso se provee un ambiente seguro donde los cónyuges pueden identificar sus conflictos y explorar sentimientos y conductas que les podrían estar afectando. Todo esto facilita el entendimiento conducente a un cambio positivo.

De acuerdo con el Dr. Gottman, científico especializado en relaciones maritales, la pareja promedio espera seis años antes de buscar ayuda profesional para sus problemas. Más parejas podrían ser ayudadas si buscan ayuda de manera temprana dado el hecho de que las posibilidades de éxito son más escasas a medida que pasa el tiempo.

Las destrezas necesarias para una relación de pareja deben ser aprendidas

Durante el proceso terapéutico, los cónyuges:

  • Podrán desarrollar un entendimiento más profundo de quién es su pareja y cuáles son sus necesidades. Mejor todavía, cada cónyuge podrá entender mejor quién es y cuáles son sus necesidades reales. Los cónyuges podrán entender también cuáles de esas necesidades pueden ser satisfechas en un contexto de relación de pareja y cuáles no.
  • Podrán aprender a procesar y a trabajar conflictos no resueltos.
  • Podrán expresar cualquier infelicidad que puedan estar sintiendo.
  • Podrán apreciar si su pareja está dispuesta o no a trabajar en equipo para resolver los conflictos de la relación.
  • Podrán constatar el nivel de compromiso de su pareja con la relación.
  • Podrán aprender a resolver conflictos de manera saludable.
  • Podrán aprender destrezas de comunicación que les ayudarán no sólo a escucharse mutuamente, sino también a entender el punto del vista del otro.
  • Podrán aprender a establecer sus necesidades de forma clara y abierta sin resentimiento ni coraje.
  • Podrán aprender a ser asertivos sin ser ofensivos. Los cónyuges necesitan ser capaces de comunicarse sin temor a herirse mutuamente.
  • Podrán aprender destrezas adecuadas y productivas de solución de problemas.
  • Podrán aprender a negociar en dirección al cambio.
  • Podrán aprender a ser proactivos.
  • Podrán ganar conciencia de si la relación está en un punto de no retorno.
  • Podrán fortalecer el amor, la intimidad y la conexión emocional.
  • Tendrán la oportunidad de sanar y procesar sentimientos dolorosos en un ambiente libre de juicios.
  • Tendrán la oportunidad de superar experiencias traumáticas y recomenzar con una nueva actitud.
  • Podrán ganar mejor entendimiento referente a aspectos como contraer nupcias, comenzar una familia o tratar una reconciliación.
  • Podrán ganar destrezas para mejorar la calidad de la sexualidad.

No exite tal cosa como una relación perfecta, pero si existe tal cosa como el deseo de querer lo mejor para tu relación. Si te sientes infeliz en tu relación, busca ayuda sin sentir vergüenza. Al final, no tienes nada que perder. Ten siempre presente que tu relación merece atencíón.